Optometría Pediátrica

Hasta hace pocos años la evaluación visual en niños parecía una tarea difícil de realizar y en la cual poca información podía obtenerse en un niño preverbal. El desarrollo de técnicas de evaluación adecuadas y la mejor comprensión del desarrollo visual en niños, ha permitido cambiar estos conceptos y han ayudado a solucionar precozmente problemas que requieren atención inmediata.
 
 
Uno de los primeros mitos que existe, es que el niño al nacer no ve y muchos  abren los ojos. Esta falsa idea es pensada por el hecho que el recién nacido es incapaz de dirigir la mirada y fijarla en un objeto estimulo. Por eso los padres infructuosamente intentan llamar la atención del bebe, mientras él, dirige su mirada perdida en cualquier dirección.
 
Son muchos los estudios hechos al respeto y con diferentes técnicas se ha calculado que la visión del niño al mes de edad se encuentra entre 20/200 y 20/400 que sería aproximadamente como ver una cara (sin detalles) a 6 metros de distancia, ya al final del primer mes se observa como el niño consigue mantener contacto visual, y a los 3 meses puede hacer un seguimiento horizontal. Es en esta etapa cuando muchos niños empiezan con movimientos oculares verticales (hacia arriba) y de convergencia (entran los ojos hacia nariz cuando maman del pecho) cosa que hace pensar a muchos padres que tiene un estrabismo. A los 6 meses de vida los niños distinguen colores vivos como el rojo, verde y pueden distinguir una cara en un dibujo. La pantalla de televisión les llama mucho la atención al ser imágenes de alto contraste, de forma que pueden pasar largos ratos mirando fijamente en esa dirección. A los 4 meses los ojos de los niños de tienen que mantener alineados, para dar una idea de profundidad  visón binocular, y hacer movimientos de seguimiento en todas las direcciones de mirada. A los 6 meses la agudeza visual del niño se calcula entre 20/25 y 20/100 que representaría distinguir un limón o un manzana a 6m de distancia, llegando a la agudeza visual de un adulto entre 1 y 2 años de edad. Igualmente a los 6 meses de edad el color de los ojos está bien definido y sus movimientos oculares totalmente desarrollados, de manera que les permite disfrutar con los aparatos móviles y figuras en movimiento.
 
La academia americana de pediatría aporta algunos signos antes de los 6 meses a los que considera de alarma para padres y pediatras  en cuanto a anomalías en la visión, por ejemplo:
 
Que al tercer mes el niño no mantenga contacto visual o que después de los 6 meses  desvíe los ojos hacia adentro o hacia afuera. Igualmente se debe prestar atención a si un niño preescolar se le ven signos como ojos desalineados, pupilas blancas o con reflejo,  aparición de ojo rojo y dolor súbitos. Todo esto se debe comunicar de inmediato al  pediatra que te remitirá a un especialista para una evaluación. Otros signos de alarma a cualquier edad son los movimientos fluctuantes rápidos de los ojos (nistagmos), ojos humedecidos, molestia intensa a la luz, pupilas blancas o amarillentas, pus en los ojos, si se entrecierran los ojos o se frotan mucho, las inclinaciones viciosas de la cabeza asociadas o no a caída anormal de parpados.

Est consectetur habitant faucibus etiam porta odio

Convallis dapibus tristique vehicula sapien egestas quisque varius diam arcu phasellus commodo justo

Aenean tortor potenti lorem at ut vivamus nunc nullam morbi mauris aenean volutpat rutrum, elit iaculis lacinia suscipit taciti sollicitudin id leo mauris blandit laoreet interdum, neque sem a ultrices gravida enim sed ullamcorper nunc a turpis metus. Massa elit netus blandit justo cubilia mattis metus accumsan aliquam ad sed dapibus at, faucibus phasellus turpis lacinia ullamcorper sagittis cursus sollicitudin dictumst euismod mattis. Scelerisque sem nullam quisque lectus urna tortor integer arcu aliquam, diam erat enim massa etiam tortor tristique vestibulum pharetra, non a tempus feugiat commodo libero dictumst volutpat.

Tortor egestas luctus curabitur conubia nullam vel nisl fusce, pretium molestie consectetur pulvinar purus at nulla sit, nulla tincidunt pellentesque est augue netus ullamcorper.

Tincidunt aenean duis aenean a

Feugiat est vivamus nibh netus cras laoreet tempor, phasellus justo venenatis quam fringilla ut hac malesuada, gravida tellus elementum imperdiet ut interdum.

Curae porttitor nunc